728x90 AdSpace

Lo último
Este blog esta actualmente en construcción. Disculpe si algo no se ve bien. Con tecnología de Blogger.
05 agosto 2012

Capriles y La Toma Catia (Parte 1)


¡Que quede bien claro!… Catia dejo de ser chavista, hace buen rato… Nos cansamos, nos ladillamos de esperar... Y como el gobierno vive y se alimenta de este mito. Les he escrito este largo escrito donde podrán detallar lo que es Catia hoy… 

La 2da avenida de Catia, full de lado a lado.

Luego en mapa les mostrare la enormidad de este espacio... 
Los rebeldes de Catia despiertan 

A las 6 am sonó mi malvado reloj. Todavía estaba medio dormido, cuando mi hija de 8 años, desde la oscuridad me dio un gran susto al decirme: “Papi hoy viene Carriles, ¡Que fino!”… jajaja. Luego del susto, un beso para mi nena, y mandarla a dormir un poco mas. Pero para mi la carrera había comenzado… 

Vivo en la Cortada de Catia (es un sector de los Magallanes “según la burocracia urbanística”)… A las 6:35 am, cruzo la calle Real de la cortada, subo las escaleras hasta la 2da calle de la cortada. Subo por una larga vereda de escalinatas. Salgo a la calle Olivares. Y ya estoy en la calle sonrisa… “¡Versia pana tu si eres fiebruo!” Me dicen entre risas, otros fiebruos del Comando Venezuela de Catia, que ya estaban revisando la ruta. 

De la calle sonrisa a la calle Real de los Magallanes, todo se ve tranquilo, pero noto que los “fiebruos” somos más. En la farmacia "La fe", ya están reunidos un grupo de vecinos de Perez Bonalde y Nueva Caracas. Es natural el entusiasmo de ellos. ¡Son victimas directas de las expropiaciones sin pago del alcalde ausente! 

La farmacia La fe, esta en plena Av. Bolívar de Catia, y de allí me lance para a la calle Argentina y luego a la estación del metro de plaza Sucre. Escribí “me lance”, no por ser coloquial, sino que allí la vialidad es un desastre. Todos los días decenas de persona se lastiman, tropezando y saltando los escombros de una “reparación” del bulevar (La obra preferida de los contratistas de Jorge Rodríguez)… Alerta para no caerme cruce la zona, y llegue a la estación del metro de plaza Sucre. Ya habia gente reunida. 

Ya son las 7:15 y en plaza Sucre ya estaban los amigos de Propatria, Las brisas, Casalta I, II, III, La silsa, mas gente de Pérez Bonalde y Nueva Caracas. A las 7:30 llegaron desde el bulevar los vecinos de la carretera vieja, El Limon, Tacagua vieja, Nvo dia, El caujaro. Ellos fueron la poderosa estructura del chavismo en esos sectores. Muchos buhoneros y curiosos al verlos llegar los saludan con aprecio. La gente los conoce como los dignos dirigentes catienses que son, pese a que el gobierno intento inútilmente estigmatizarlos, por haber cometido “el pecado” de criticar la gestión. 

Llegan los olvidados 
Cerca de las 8 am, llegan los vecinos del “eje 3”... ¿Qué es eso de Eje 3? Eso es Gramoven, Tamanaquito, Nva esparta, Los molinos, mis vecinos de la Cortada de Catia, y del barrio Federico Quiroz (las victimas del futuro Parque Fabricio Ojeda que Chávez mando a construir donde están sus casa). “¡Tamos resteaos carajito!”, me dice una amiga “oficialista” de Federico Quiroz. “¡Vamos a ver q es lo q es con tu Capriles!”... 

Federico Quiroz merece una mención especial. Esta pobre gente maltratada, necesita recuperar la esperanza perdida en “las mesas de trabajo” con los burócratas del gobierno. Están cansados y desesperados de esperar sus casas. La última vez que ellos se rebelaron contra el gobierno, fue cuando la alcaldía les ordenó abandonar sus casas (Coincidió con la protesta del Nva Caracas por las expropiaciones). En esa oportunidad, los vecinos de Federico Quiroz, furiosos tomaron la Plaza Catia, cerraron la Av Sucre, colapsaron la ciudad. No hubo forma, ni policía que se atreviera a mirarlos feo. Solo un mar de promesas de Nicolás Maduro y el Ministro de defensa les hizo deponer la protesta. Pero luego de meses de más “mesas de trabajo” con mas burócratas, están nuevamente al limite. Los últimos acontecimientos ocurridos en refugios como el “Che Guevara” de Antimano (donde fueron a parar familias del barrio Federico) han causado terror entre los vecinos. “¡Dios nos libre de terminar en uno de esos refugios de horror!” dicen. 

Mirando los alrededores 
Vuelvo al relato... A las 8:30 me distraje explorando los alrededores, en busca de alguno radical rojo de esos que abundaban antes, pero nada. De regreso a la estación de Pza Sucre, me encontré un hermoso despelote de gente. Vecinos de Nvo Horizonte, más gente de La carretera vieja - Plan de manzano, Paramaconi, Blandín, Planta Cantina, Las torres -. Ya habían llegado los vecinos de Altavista, Ruperto Lugo, Los frailes, Macayapa, Gato negro, Cutira, El nacimiento, Los flores, Isaias Medina, Morochito. La vaquera, Tacagua nueva (o lo que queda de ella), gente de 23 de enero (que para mi también son catienses). Los amigos de Lidice y Manicomio (que según la burocracia ya no son de Catia, sino de La pastora). Y comenzaron a llegar los de Urdaneta , Simón Bolívar y Cuartel… “¿Dónde esta el hombre? ¡Vamos a dale!”, preguntaban entusiastas. 

A esa hora Capriles ya andaba “vagabundenado” por Catia. Hablando secretamente con Comisiones de refugiados. ¡Secretamente!, porque si el gobierno se enterara de quienes participaron, los echaría a la calle, como ya ha pasado varias veces. Decir estas cosas, confieso que me llena de profunda rabia. Quiero justicia para mis amigos en los refugios. No quiero que los humillen más. Capriles ya entiende el drama. 

A las 9:30 se apareció en la estación del metro un viejito con un megáfono, y luego de 15 minutos de gritar “Chavez, Chavez, Chavez, Chavez”, sin que nadie le parara olas, recibió un regaño del árabe dueño del restauran de chawarmas. “Vale, deja de fastidiar que los clientes están molestos”. El viejito se cambio de frente, hacia el lado donde estaban sentados los vecinos de la carretera vieja, y francamente estos no tienen mucha paciencia para estas cosas. Sin decir una palabra, uno de los exdirigentes chavistas de la Carretera vieja se le acerco, le dijo algo al oído, y el viejito se fue. ¡No tengo idea que le dijo! Jejeje. 

De vuelta en el sitio de la concentración 
Entonces me fui a los Magallanes otra vez… ¿Se saben ya la ruta?... Cruzando el “huequero” y los escombros, pasan por los mercados en la calle Argentina y llegan a la farmacia La fe en la Av Bolívar… jajaja... A esa hora la PNB ya estaba en el sitio. Aburridos, porque los panas rojitos no aparecieron. 

En los Magallanes la fiesta ya estaba prendida… Un mar de banderas de todos los partidos políticos. En la primera cuadra, estaba Stalin y Alejandro Vivas. Dedique un saludo especial para Stalin, pues el abrió la puerta a un nuevo liderazgo, en una época en que para soñar aspirar tenias que tener 55 años o mas. 

En la siguiente cuadra, estaba el equipo de giras de Caracas, desesperado por convencer a la gente que se quedara allí, porque Capriles llegaría a ese punto (nadie les paraba, pues no nadie sabía quienes eran estos personajes). Entonces, calmamos al equipo de gira y comenzamos a pedirle a nuestros vecinos que se concentraran en ese punto, pues “el hombre estaba comiendo en una casa del sector” (según nos dijeron). 

En esa esquina estaba el periodista Pedro Pablo Peñaloza acompañado de un fotógrafo… La gente le decía, “¡Ese triple P! ¿Qué hubo, pana?”. Un rato mas tarde, luego de unas cuantas carreras de ida y vuelta. El punto se lleno. Así todo se volvio un mar de sonrisas en la calle sonrisa… ¡Perdon!. Al final de la calle sonrisa, en la parte mas baja, queda la plaza El cristo, y allí un para de radicales oficialistas, tenían largas caras de rabia, pues llamaban por teléfono a toda Catia, y na-nai-nai (Nadie llego a defender la revolución)… Al final de la jornada, este dúo pagaría su frustración con un jovencito de 19 años que volvía a su casa. (Pero no nos adelantemos).- 

Listos para arrancar 
En resumen. Si uno recorría la concentración, encontraba a Pablo Medina, Yvan Olivares, a Máximo Sánchez, a Andrés Bello, a Ramón Muchacho, a Ismael León a Gladys Castillo, Carlos Vequio, Ramon Lopez, Alejandro Sanchez, Maribel Castillo... Pero como siempre digo, mis héroes son los locales, esos que no son estrellas de TV, pero que han forjado el magistral cambio político de Catia. Ustedes no tiene idea de quienes son, pero poco a poco los iran conociendo. 

A las 10 am, estaba todo listo. Con los héroes anónimos de Catia concentrado en ese lugar. Las miradas se desviaban sobre Wilmer Benitez, nuestro jefe de campaña de Catia, que parecía un león enjaulado. De vez en cuando pasaba la amiga Beisy Valdespino coordinadora de la parroquial, dando vueltas en moto por todo Los Magallanes, por Vista al mar, por La cortada de Catia, por Guaicaipuro, por La laguna, por El hospital, y ¡todo fino! 

A las 11:20 toda la gente que estaba en la estación del metro se había desplazado y unido con los vecinos de Los Magallanes. Solo una persona se lastimó cruzando los escombros. (Jajaja, nada grave, Jorge Rodríguez puede dormir en paz)… Y las 11:30, Capriles y Ledezma e Ismael Garcia aparecieron. 
Y comenzó la locura. 


Continuara: (Parte 2: Capriles cruzo "nadando" el río de gente que lo recibió en Catia)


  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: Capriles y La Toma Catia (Parte 1) Rating: 5 Reviewed By: Saverio Vivas

Powered by themekiller.com