728x90 AdSpace

Lo último
Este blog esta actualmente en construcción. Disculpe si algo no se ve bien. Con tecnología de Blogger.
29 octubre 2011

La política es dinámica, pero los principio nunca

En 1998, el panorama electoral venezolano se presentaba claro: Todas las encuestas daban como virtuales ganadores a los jóvenes Irene Sáez o Claudio Fermín. La posibilidad que Hugo Chávez (un candidato sin discurso, programa, ni recursos), ganara la presidencia era un imposible. Pero ocurriría algo que lo hizo posible.

Ese algo a que me refiero fue una autentica guerra generacional, entre los jóvenes lideres que representaban el cambio que el país reclamaba, y una elite de viejos caudillos que se resistía a perder su poder. “Las encuestas pueden decir misa, pero la política es dinámica, y solo hay que saber marcar los tiempos” le decían los caudillos adecos a sus militantes.

Por desgracia en Venezuela, la política tradicional invento que los principios se usan a conveniencias. Así, en 1998, los políticos tradicionales marca aquel tiempo con una feroz guerra sucia contra Barbie (Irene) y el negro señorito (Fermín), de la que salio favorecido el hoy presidente Chávez.

“¿Desde cuando escuchamos que “la política es dinámica” para justificar, cambalaches, traiciones, saltos de talanqueras y reacomodos por las motivaciones más inconfesables?”


Según la política tradicional, como la política es dinámica, es valido “atacar ayer a tu aliado, acariciarlo hoy, y engañarlo mañana si conviene a tus intereses”. Porque la política tradicional encaja perfectamente en La Doctrina de la Guerra de Sun Tzu (que dice que “la guerra es el Arte del engaño”). Y aunque nos desagrade a todos los venezolanos, para nuestra desgracia, esa despreciable forma de hacer política basada en el engaño, es efectiva. La política tradicional ha sido exitosa para engañar al pueblo en pro de los intereses de las elites.

“¿Qué mejor muestra de éxito que ver a los viejos caudillos, vestidos de rojo y mandando al lado del presidente, o decidiendo en nombre de todos los venezolanos desde la mesa de unidad?”

Pero que lo malo sea efectivo, no debe hacer que sucumbamos a sus encantos. No podemos sucumbir a la política tradicional. Si sucumbimos, habremos perdido la lucha por el verdadero cambio antes de comenzar. Si sucumbimos a la política tradicional para cambiar a Chavez, NO ESTARÍAMOS CAMBIADO NADA… solo cambiando a los representantes de un mismo mal: la política tradicional.

“El cambio que los jóvenes debemos darle a Venezuela no debe ser solo de discurso, actores y colores, sino un cambio de espíritu y forma hacer la política”

El pueblo solo volverá a confiar en sus políticos, cuando estos demuestren ser absolutamente fieles a sus principios, y no dinámico como enseña la política tradicional. En ese mundo soñado, el justo nunca puede caer en el engaño de creerse aliado del injusto; Y necesariamente debemos ser intolerantes con la injusticia.

Con esas dos reglas (fidelidad absoluta a los principios, e intolerancia a la injusticia) se hace muy difícil que la política tradicional contamine y prevalezca en nuestros jóvenes líderes. Solo cumpliendo con estas reglas, lograremos el cambio para un futuro mejor, y podremos evitar que la historia se repita muchas veces con los mismo resultado.

  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: La política es dinámica, pero los principio nunca Rating: 5 Reviewed By: Saverio Vivas

Powered by themekiller.com