728x90 AdSpace

Lo último
Este blog esta actualmente en construcción. Disculpe si algo no se ve bien. Con tecnología de Blogger.
09 septiembre 2012

Espera mortal en Hospital Vargas (parte 2)


En el hospital Vargas de Caracas, hay un grupo de seres humanos que literalmente tienen bombas de tiempo en sus cerebros y columnas... Son personas que requieren cirugías inmediatas, porque les han diagnosticado tumores cancerigenos en el cerebro o columna... Sin embargo, día a día ven como se les escapa un poco de vida, mientras esperan durante meses una operación que les salve la vida…

Acompáñenme a conocer esta historia...




Freddy, el buen esposo 
Un drama con rostro humano 

Freddy no es paciente del Vargas. Aunque sufre de una tristeza profunda que trata de ocultar en su mirada. Su esposa (a la que no llamare por su nombre), tiene un tumor en el cerebro, y un aneurisma en una pierna. (Para los que no sabemos nada de medicina, esto significa que la esposa de Freddy, aparte del cáncer que le consume el cerebro, también tiene una arteria que le puede explotar de un momento a otro). El panorama para la esposa de Freddy es de cuidado, y por eso los médicos le ordenaron que se operara inmediatamente para salvar su vida. 

Cuando Freddy recibió la noticia del grave estado de salud su amada compañera de toda la vida, como cualquiera, su primer impulso fue dar todo por ayudarla. Pero la vida es dura y cruel... No importa el amor que tengas, no importa el valor de la persona que amas, sino NO tiene dinero para pagar una clínica privada, estas condenados a pagar con sufrimiento y dolor, la pobreza económica. 




Allí, en la puerta de la sala 7, mirando con la mirada perdida, estaba Freddy. 

Necesito detallarles la escena para que entiendan. 
Las salas 7 y 8 están en el ala izquierda (o sur) del hospital. Toda el ala izquierda es una edificación cerrada, dividida en salas, y en el centro hay un largo jardín al aire libre. El jardín tiene árboles y bancas. Y precisamente las que están frente a las salas 7 y 8 eran las más ocupadas. 

¿Hoy no es día de visitas pensé? ¿Quiénes son estas personas?... 

Freddy dejo de mirar a las personas que caminaban frente a la sala y me descubrió. “¿Qué mas Saverio? ¿Cómo esta la vaina?...” me dijo. “Bien hermano, ¿y tu?… bueno, veo que reventao del cansancio… No me digas nada… me imagino” Le conteste sin dejarle hablar. 

¿Como esta tu esposa? 
Una sencilla pregunta, tonta, elemental, pero cuya respuesta lleva una pesada carga emocional… Freddy es un orgulloso hombre de Tacagua Vieja en la carretera vieja Caracas - La guaira. Un trabajador incansable que ha levantado a una familia con el sudor de su frente. Freddy es un hombre de esos que procura tener siempre el control de las cosas. Este tipo de hombres no de ablanda fácilmente… Pero era evidente que la pregunta ¿Cómo esta tu esposa?, lo sobrepasaba. 

“Mi esposa esta bien, dentro de lo que se puede. Ha tenido cambios… (No los relatare por respeto)… no le hemos querido decir para no angustiarla mas…”dijo bajando la mirada. “Ella dice que se cansó de esperar y se quiere ir de esta vaina”… 

Freddy me explicó que tenían meses esperando por una operación. Me dijo que las operaciones para los pacientes de neurocirugía, se hacen solo los lunes… “4 de columna y 2 de cerebro”… “y para operar solo hay 2 camas”… Sorprendido le pregunte: ¿Solo los lunes Freddy? ¿Y porque no todos los días? ¿Por qué solo 2 camas?... Me respondió encogiéndose de hombros… “Uno no sabe que pensar aquí”… 

Fíjense en el asunto… Las personas están entre la vida y la muerte, pero el hospital solo opera los lunes, atiende solo 6 casos, y solo usa 2 camas… ¡Increíble!... 

“El problema no es el horario, ni los casos, ni las 2 camas... El problema es que…” Y el rostro de Freddy cambio de tristeza a indignación. “Cada lunes cuando toca operar, no operan a nadie, porque no hay anestesia… Y cuando hay anestesia, no hay anestesiólogo… Y cuando hay anestesiólogo, no hay cama para operar… Y cuando hay cama, la maquina de operar esta dañada y esperando un repuesto que supuestamente esta en Alemania… Esa vaina es siempre, y nos hemos quejado bastante a la dirección del hospital… Al principio el director se disculpaba y se comprometía a resolver el problema, ya son tantas promesas incumplidas que ha perdido toda credibilidad”. 

Mientras hablábamos, las enfermeras y pacientes comenzaron vernos, y le pedí a Freddy que se calmara, para que no me sacaran del hospital… 

¿Sacarme del hospital?... ¿Quién podría sacarme por estar hablando con los pacientes de neurocirugía?... Dejemos que la hija de Freddy nos cuente… 

La hija de Freddy se incorporo a la conversación, fingiendo conocerme de hace tiempo (para no llamar la atención), y sin preámbulos dijo: “Nosotros desesperados por la condición de mi mamá, recurrimos a los medios, pero no se interesaron. Después una amiga nos mandó a Globovision, pero aquí hay orden de no dejar pasar a los medios privados para que no se vea lo que pasa, no solo aquí, sino en todo el hospital…” 

Sin hacer pausa, la hija de Freddy continuo con mas energía (Ahora había pacientes escuchando la conversación, y miraban preocupados alrededor): “El día que vino Globovision fue terrible. Primero cerraron el hospital, y los pacientes tuvieron que salir a la puerta del estacionamiento para hablar con la periodista. ¡Fue humillante e inhumano! Parecíamos presos… Luego que se fueron los medios fue peor… Por orden del director del hospital, nos pusieron guardias vestidos de verde en las salas. Nos acompañaban a todo lado... Yo me tuve que molestar… Me hicieron sentir como si estuviera en una cárcel. Rejas y guardias por todos lados” 

Entonces salio la esposa de Freddy (La paciente). “¿Cómo esta mijo?...” 

Para no hablar primeramente de su problema, le explique que mi esposa también es de Tacagua vieja, y hablamos de los conocidos… Luego de hablar un rato, retome el tema. 

¿Sabes por que vine? le pregunte… “Si mijo, yo solo le pido que no politicen esa caso…” 

Al escuchar sus palabras me llene de una gran tristeza. Ya estoy acostumbrado a escuchar esa frase, cada vez que que busco justicia. ¿Por qué en mi país pedir justicia es politizar las cosas?... Esta humilde mujer esta en una terrible situación, y su primer pensamiento es por la seguridad su familia. Ella esta preocupada porque gente insensible le ha dicho que “si exige justicia, esta politizando”. 

“Yo no quiero causarle problemas a mis hijos en sus trabajos, ni a mi esposo, ni a ninguno de los que están ayudándome... Yo he pensado que si esto se convierte en un problema, mejor prefiero irme a mi casa… Allí no pasare más sufrimiento… Y en mi casa por lo menos podré morirme tranquila…” 
Naturalmente los que escuchábamos sus palabras, no podíamos mas que sentirnos abatidos… ¿Cómo creen que se sentía la familia? 

En este punto de la entrevista, yo pensaba que el mundo era una gran porquería. La esposa de Freddy comenzó a relatar nuevamente como los pacientes de neurocirugía fueron tratados como delincuentes por la gente del hospital, por la visita de Globovision… Se veía muy deprimida a cada palabra, y yo la interrumpí para animarla… “Ya me contaron eso, mujer… ¡Epa! Por favor no te deprimas”… La depresión es peor que cualquier enfermedad. 

En la conversación también participó Maria… (¿Ya van entendiendo porque no escribo los apellidos?)… ¿Estas personas sienten miedo?... ¡Por amor a Dios!! Estas personas sienten miedo que las castiguen, con más espera por haber denunciado la injusticia que comenten con ellos… 


---
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: Espera mortal en Hospital Vargas (parte 2) Rating: 5 Reviewed By: Saverio Vivas

Powered by themekiller.com