728x90 AdSpace

Lo último
Este blog esta actualmente en construcción. Disculpe si algo no se ve bien. Con tecnología de Blogger.
18 diciembre 2009

Otro policía muerto más

Un policía es un servidor público encargado de mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos. De manera que no es difícil entender, porque a los buenos policías se les considera héroes anónimos por excelencia de una sociedad. Y cuando de héroes anónimos se trata, debemos decir que: En Venezuela el heroísmo de un buen policía llega a niveles de épicos.

"¿Cómo puedo afirmar esto de esos desacreditados servidores públicos?"...

Para entender esta afirmación, es necesario conocer las condiciones de trabajo que debe sufrir un buen policía venezolano, cuando cumple con su deber de proteger a los ciudadanos. Decir en palabras que están mal pagados, y que no cuenta con los equipos adecuados, no describe profundamente la tragedia diaria de un servidor público que arriesga su vida por un irrisorio sueldo mínimo. Y tampoco describe el heroísmo de enfrentar a delincuentes que usan fusiles de asalto, solo usando un raquítico revolver 38 de seis balas y un chaleco antibalas que generalmente da la cruda sorpresa de no servir...


En esas condiciones antes expuestas, para cualquier ser humano razonable, ser policía es sencillamente una locura… Pero, ¡gracias a Dios!, nuestra sociedad esta llena de alocados héroes de pueblo, dispuestos a asumir el reto de ser policías, en este, uno de los países más violentos del planeta.

Ser policía en uno de los países más violentos del planetaNo exageramos ni podemos cansarnos de decir, que “vivir en Venezuela es mas peligroso que vivir en países en guerra como Afganistán”, y que “la violencia diaria que sufre actualmente nuestro pueblo, rivaliza con la de Irak”... Esto es preciso que lo digamos con firmeza, y que lo repitamos todas las veces que sea necesario, porque aunque nos parezca asombroso, a pesar de la escandalosa matanza diaria que sufre nuestro pueblo, existen personas en nuestra sociedad, alejadas de esta realidad. Y como ejemplo de esa ignorancia, podemos citar a los diputados de la asamblea nacional, quienes prefieren debatir sobre la crisis de Zelaya o las bases colombianas, antes que tratar el tema de la inseguridad ciudadana.

Pueblo y policías ignorados por el estado"Ese es un tema tratado. Esta fuera de lugar diputada Pastora Medina. Hablamos bastante de seguridad. El tema es otro, diputada"... Son palabras que varias veces hemos escuchado decir groseramente a la elite de la asamblea nacional, cada vez que la mencionada diputada se hace eco de la desesperación popular... Nuestros diputados evidentemente son ignorantes de nuestras prioridades como pueblo, y el esfuerzo de vida hacen diariamente nuestros buenos policías. Pero aunque ser ignorante no es un pecado mortal, y los diputados de nuestra Asamblea nacional tiene derecho a serlo, el problema es que esa ignorancia agrava la situación. Y quien tenga dudas de ello, solo debe ver la despreocupación con que recientemente esos diputados aprobaron una reducción del 64 por ciento del presupuesto nacional 2010 para la lucha contra la delincuencia. ¡NO es un chiste! ¡Lo hicieron!...
Cansados de la ignorancia, debemos exigir entendimiento
Es repetitivo, pero vamos a repetirlo…
“En Catia estamos cansados de la ignorancia de los asambleistas. No es posible que parezca, que ellos se preocupan más por sus pellejos y los del presidente, que por la seguridad del pueblo... Aunque ellos tengan carrotes, camionetotas y guarda espaldas, es necesario que hagan un esfuerzo impostergable para entender que los problema de seguridad de ellos y del presidente no puede estar por encima de los problemas de seguridad del pueblo... Quienes dedican horas a hablar de magnicidio y de la seguridad presidencial, deberían entender que mas magno es el pueblo humilde que el presidente. El pueblo es más importante que un presidente”...

Nuestros asambleistas tienen que entender que nuestro problema de seguridad ciudadana no es un asunto de ideologías o crisis de modelos políticos. No es algo que se resuelva con un cambio de nombre a la policía. Ni sometiendo a todos los cuerpos policiales a una autoridad única. Porque hagan lo que hagan, si no dotan adecuadamente a nuestra maquillada “nueva” policía de trapos rojos, nuestros bien dotados delincuentes los dejaran sangrientamente rojos y en los suelos de Caracas.

Policías con pésimas condiciones de trabajoLas vergonzosas condiciones de trabajo que sufren nuestros policías, con el cambio de nombre deben cambiar también. Pero que sea un cambio mejorando las condiciones de trabajo de nuestros héroes de azul, no quitándole lo poco que tienen, para dárselo a agentes de un partido...

Y de todas las condiciones de trabajos que se deben garantizar, la continuidad del epleo miso es vital... Por culpa de los bajos precios del petróleo, y por falta de previsión o control de la regaladora de plata a otros países, no se puede despedir a miles de policías… ¡Y en este punto no nos hagamos los tontos!... Aunque se que nadie lo ha dicho públicamente, la continuidad de sus empleos es una preocupación ampliamente difundida entre los funcionarios policiales. ¿Si nos redujeron un 64% de presupuesto, de donde saldrán los reales para mejorar las condiciones de trabajo? Se preguntan los policías del país… No hay que ser un genio para ver venir, el masivo despido policial que se plantea ocurrirá el año que viene.

Hay que insistir en el tema de las condiciones de trabajo de los policias, porque no solo son una amenaza a las vidas de los ciudadanos comunes. Son una amenaza a los vilipendiados, olvidados, marginados e insustuibles buenos policías que desde los cuerpos policiales son los unicos que dan la cara por el pueblo frente a los delincuentes. Y lo mas grave, son una terrible anemaza moral al honor mismo de nuestros profesionales policiales. ¿Cuantos venezolanos creen de corazón que los policías son mas peligrosos que los delincuentes comunes?... El mismo carajito de interior y justicia recientemente ha reconocido que el 20% de los delitos registrados son por obra de malos policías. Policías que ante los malos sueldos, mala dotación, y en general malas condiciones de trabajo, terminan convirtiéndose en miembros de una mafia delincuencial que cobra, por libertad, por devolver armas recuperadas, y por otras innumerables desgracias mas.

En fin…

Nada indica que el problema de seguridad sea por causa del nombre de los cuerpos policiales, o por falta de control político del Psuv… Para nuestra desgracia, estamos mal, pero todo indica que en el 2010 estaremos peor... En medio de la competencia de adulación que libran nuestros actuales diputados la Asamblea nacional, para repetir en el portaaviones electoral de Chávez, la lógica parece no tener cabida…

Ahhh!!!... ¡Pero no nos preocupemos en Catia!, porque desde hoy le cambiaron el nombre a la policía... Ahora es una sola, y esta dirigida por el eficiente Freddy Bernal. ¡Podemos estar todos tranquilos!... Mejor hablamos de las bases.

¡Dios nos proteja de los delincuentes y diputados de la Asamblea!
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: Otro policía muerto más Rating: 5 Reviewed By: Saverio Vivas

Powered by themekiller.com