728x90 AdSpace

Lo último
Este blog esta actualmente en construcción. Disculpe si algo no se ve bien. Con tecnología de Blogger.
15 septiembre 2009

Señales

Saverio Vivas

Cae la lluvia a cantaros. Casi con rabia. Y desde las profundidades de la tierra, desde algún lugar jamás visto o soñado, surge con un rugido una energía acumulada que se libera.

Esta vez, es la energía sísmica de la naturaleza. Acaba de temblar. ¡Tembló, tembló!, grita la gente mientras abandona sus techos de cartón… Bueno, en realidad, el “progreso” ha logrado que la mayoría de los techos sean de planchas de zinc. Ha temblado en la tierra de Bolívar.

La naturaleza está rara. Antes de que llegaran a nosotros las nubes de lluvia, las escuchábamos castigar el centro de la ciudad. Una tormenta eléctrica, cantaba sobre el este de la ciudad. Sabemos que incluso ha granizado, porque nos lo dicen por teléfono.

En medio de la calle, los asustados vecinos, unos descalzos, otros en pantalones cortos, se calman mutuamente, contándose cada uno la historia del temblor, como si todos no acabaran de vivirlo. Reacciones al susto. Pero quien más se escucha es Don Ernesto, quien grita furioso a todos para que se calmen, pues todo ha pasado. El caso es que, por respeto, nadie le aclara que todos están tranquilos, excepto el mismo que esta en medio de un ataque de pánico… La lluvia arrecia y termina por calmarlo.

Mientras la lluvia nos bendecía, Doña Carmen sentenció, ¡Esa vaina es porque la naturaleza esta brava con la gente!
- ¿Que fue ama’? ¿Ahora el temblor es culpa de Chávez también?,
preguntó el hijo de doña Carmen.
- ¡Este muchacho el carajo, siempre pensando en política! ¿Tu no puedes deja’ de pensa’ un rato en ese hombre?
- ¿Que fue, pues ama’?
- La naturaleza no estará brava con el embusteros ese, pero el que si ta’ bien arrecho es este pueblo pendejo y paciente. Mas vale que la rabia del pueblo se libere poco a poco, porque sino, no se donde te voy metéte para escondéte... Mire las señales hijo, ¡déjese de andar con esos chanchurreros!, ¡no se ralle mas con esa gente!... Mire lo que pasó con los adecos y copeyanos. ¡No los quiere nadien!
- ¡No compare ama’, no compare!
- Si. Es verdad. Mejor no comparo. Son la misma vaina.

Suspiros de todos. La política divide hasta una madre de su amado hijo.

Doña Carmen tiene razón. Ojalá que la ira de la tierra se libere de a poco. Ojalá no se siga acumulando como la ira de mi pueblo manso.

Al día siguiente, los rumores estaban confirmados: tormenta eléctrica, lluvia de granizo, árboles caídos, inundaciones, cortes de luz, accidentes, y un terremoto dobló la cúpula del Panteón Nacional y derribó el faro de Tucacas…

“El que siembra odio cosecha tempestades”. Eso dijo la naturaleza.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Item Reviewed: Señales Rating: 5 Reviewed By: Saverio Vivas

Powered by themekiller.com